Loading...
Larger font
Smaller font
Copy
Print
Contents

Mensajera del Señor

 - Contents
  • Results
  • Related
  • Featured
No results found for: "undefined".
  • Weighted Relevancy
  • Content Sequence
  • Relevancy
  • Earliest First
  • Latest First
    Larger font
    Smaller font
    Copy
    Print
    Contents

    Se reexamina la luz

    En una profunda declaración a Uriah Smith en 1896, Elena de White puso el dedo en la llaga abierta que continuaría afectando los planes y las crisis de la denominación hasta que la llaga se sanase. Después de reafirmar que el “ayo” de Gálatas 3 era la ley moral, ella escribió: “La falta de voluntad para renunciar a opiniones preconcebidas y aceptar esta verdad fue la principal base de la oposición manifestada en Minneapolis [1888] contra el mensaje del Señor expuesto por los hermanos [E. J.] Waggoner y [A. T.] Jones. Suscitando esa oposición, Satanás tuvo éxito en impedir que fluyera hacia nuestros hermanos, en gran medida, el poder especial del Espíritu Santo que Dios anhelaba impartirles. El enemigo les impidió que obtuvieran esa eficiencia que pudiera haber sido suya para llevar la verdad al mundo, tal como los apóstoles la proclamaron después del día de Pentecostés. Fue resistida la luz que ha de alumbrar a toda la tierra con su gloria, y en gran medida ha sido mantenida lejos del mundo por el proceder de nuestros propios hermanos”. 24Id., p. 1575; ver también Mensajes selectos, t. 1, p. 276. Esta carta fue primeramente publicada en Review and Herald, 13 de febrero, 1952.MDS 197.5

    Para la Sra. While, el énfasis en la salvación por la fe durante el período de 1888-1895 encamó el “mensaje del tercer ángel”, especialmente al estar este mensaje relacionado con la obra de Cristo en el lugar santísimo del santuario celestial. Era más que una mera recuperación de la “justificación por la fe” según fue proclamada por los reformadores. MDS 198.1

    La luz adicional que se obtuvo por el estudio de la Biblia y que se presentó a la Asociación General de Minneapolis de 1888 confirmó el vínculo entre los mandamientos de Dios y la fe de Jesús en una unión inseparable, una unión tan eficiente e interdependiente como los dos polos de una batería, obrando en la transformación dinámica de las vidas humanas. MDS 198.2

    En el énfasis de 1888, se hizo un vínculo adicional entre los resultados de una aplicación personal de la salvación por la fe y la obra final de Cristo en el lugar santísimo. Para Elena de White, la iglesia languidecerá hasta que sus miembros comprendan y experimenten la verdad de que ver a Cristo en la ley capacita a los seres humanos para ser obedientes a esa ley. Cuando las personas vean cómo Cristo verdaderamente quita la culpa que la ley condena, verán de qué manera las capacita realmente para llegar a ser lo que la ley describe. Al hacer eso, dichas personas llegan a ser lo que Juan predijo que existiría en la generación que proclame el mensaje del tercer ángel (Apoc. 14:12). De ese modo, “Cristo nuestra Justicia” se convierte en “el tema que abarcará” a todos los demás. 25Review and Herald Extra, 23 de diciembre, 1890, p. 2; A. G. Daniells, Christ Our Righteousness (Washington, D.C: Review and Herald Publishing Association, 1941), 128 páginas.MDS 198.3

    Algunas de las contribuciones cruciales de Elena de White al congreso de la Asociación General de Minneapolis de 1888, y por ende a nosotros hoy, incluyen:MDS 198.4

    • Los puntos de vista opuestos debieran discutirse con una actitud apropiada; las actitudes impropias pueden ser una señal de que la opinión es deficiente.MDS 198.5

    • Los estudiantes juiciosos de la Biblia no destacan puntos menores que distraen de los problemas básicos, tales como detalles sobre la interpretación profética.MDS 198.6

    • La esencia del Evangelio abarca la ley y una respuesta de fe genuina, de modo que por la gracia de Cristo, imputada e impartida, se cumplirá la intención de la ley y del Evangelio. MDS 198.7

    • Los dirigentes de la iglesia debieran ser ejemplos de franqueza de manera que no se impida que la “nueva luz” llegue a la iglesia. MDS 198.8

    • La “revelación de la justicia de Cristo” de 1888 fue sólo “el comienzo de la luz del ángel cuya gloria llenará toda la tierra” (ver Apoc. 18:1). MDS 198.9

    • La aclaración y reformulación de los principios del “preciosísimo mensaje” que fue el comienzo del “fuerte clamor” (Apoc. 18:4) llegará a ser “el tema único que abarcará” a todos los demás.MDS 198.10

    Esta dote valiosa entregada a la Iglesia Adventista está registrada hoy día en los muchos documentos de aquel período. Puede argüirse vigorosamente que, sin el liderazgo profético de Elena de White en aquel entonces. la Iglesia Adventista del Séptimo Día habría sido herida mortalmente. Sin su insistencia en que se comprendiera plenamente lo que ella y otros estaban destacando en 1888 y en los años subsiguientes, la iglesia hoy día no sabría qué significa cumplir su papel de proclamar el “Evangelio eterno”. MDS 198.11

    Hoy persiste la urgencia de los mensajes del período de 1888-1896. Para estar verdaderamente informada, una persona debe releer los mensajes reales, no a través de los ojos de otro sino directamente como si el lector actual fuera un testigo presencial que está oyendo a Jones, Waggoner y Elena de White por primera vez. 26Review and Herald, “Repentance the Gift of God”, 1.° de abril, 1890; 22 de noviembre, 1892, “The Perils and Privileges of the Last Days”; Maxwell, Dilo al mundo, pp. 219-228; Olson, op. cit., pp. 1-320; Schwarz, Light Bearers, pp. 183-197; Spalding, Origin and History, t. 2, pp. 281303; Arnold V. Wallenkampf, What Every Adventist Should Know About 1888 (Washington, D.C.; Review and Herald Publishing Association, 1988), pp. 1-92; Robert J. Wieland, The 1888 Message, An Introduction (Nashville, Tenn.: Southern Publishing Association, 1980), (Paris, Ohio: Glad Tidings Publishers, 1997), pp. 1-158; Robert J. Wieland y Donald K. Short, 1888 Re-examined, Revised and Updated (Leominster, MA: The Eusey Press, 1987), pp. 1-213; Bio., t. 3, pp. 385-433; George R. Knight, From 1888 to Apostasy (Hagerstown, MD: Review and Herald Publishing Association, 1987). Ver George Knight, Angry Saints.MDS 198.12

    Larger font
    Smaller font
    Copy
    Print
    Contents