Loading...
Larger font
Smaller font
Copy
Print
Contents

Mensajera del Señor

 - Contents
  • Results
  • Related
  • Featured
No results found for: "undefined".
  • Weighted Relevancy
  • Content Sequence
  • Relevancy
  • Earliest First
  • Latest First
    Larger font
    Smaller font
    Copy
    Print
    Contents

    El fruto del ministerio de Elena de White

    Daniells declaró que la “prueba más fuerte” de la genuinidad del don profético de Elena de White radicaba en sus “frutos... no en las demostraciones físicas y externas”. 8Como un ejemplo de tales “ demostraciones”, Daniells se refirió al incidente en el que Elena de White sostuvo una “ Biblia pesada ” sobre su mano extendida. J. N. Loughborough registra este milagro en su Rise and Progress of Seventh-day Adventists (pp. 103-104) y más tarde en The Great Second Advent Movement (pp. 236-237) basado en entrevistas que tuvo con testigos presenciales del evento. Lectores superficiales de esta discusión habían arribado erróneamente a la conclusión de que Daniells cuestionaba la historicidad del evento. No habían captado el argumento de Daniells, el cual fue más tarde aclarado por él en la discusión cuando se le preguntó específicamente si estaba des-acreditando el milagro o declarando que no usaría tales manifestaciones como una “ prueba” de inspiración. El replicó: “ No, no las descarto ni soy incrédulo en cuanto a ellas; pero no son la clase de evidencia que usaría con estudiantes o con incrédulos... No las cuestiono, pero no creo que son la mejor clase de evidencia que hay que presentar” (Spectrum, t. 10, N.° l, p. 37). Continuó en su exposición y sugirió de qué modo se les debería enseñar este “ don” a otros. El “empezaría con el comienzo de este movi miento. En aquel entonces se manifestó un don a esa persona en particular; y al mismo tiempo surgió este movimiento del triple mensaje. Aparecieron juntos en el mismo año. Ese don se manifestó firme y poderosamente en el desarrollo de este movimiento. Los dos estuvieron vinculados inseparablemente, y a través de este don se dio instrucción respecto a este movimiento en todas sus fases, durante un período de setenta años”.MDS 435.4

    Entonces hizo un repaso de cómo el fruto de los escritos de Elena de White había marcado la diferencia en la actitud de la iglesia hacia la Biblia y su estudio; en la consagración de la iglesia al evangelismo, en este país y alrededor del mundo; en la costumbre adventista de apoyar desinteresadamente este esfuerzo misionero mundial; en su obra de ayuda a la comunidad; en sus programas de salud y de servicio misionero médico, y en su filosofía educativa “integral”. Concluyó su disertación con este desafío: “Si esa [exposición del impacto de ella en todas las áreas de la vida adventista] no es una evidencia de la fuente de este don entre nosotros, entonces no sé cuál sería la evidencia”.MDS 435.5

    Con referencia a una pregunta sobre la relación de Elena de White con la Biblia, Daniells hizo claro que sería erróneo decir que el “espíritu de profecía [quería decir los escritos de Elena de White] es el único intérprete seguro de la Biblia”. Después de todo, dijo, ¿qué haríamos con la gente que llega a ser adventista en otros países, “quienes no han visto un libro sobre el espíritu de profecía? ”MDS 435.6

    Daniells habló de sus pláticas en reuniones ministeriales donde instaba a los obreros a estudiar primero la Biblia y luego a usar “el espíritu de profecía para ampliar nuestra visión... El estudio ferviente de la Biblia es la seguridad, la salvaguardia de un hombre”.MDS 435.7

    En ese punto, W. W. Prescott y W. E. Howell añadieron su comentario a la ilustración de Daniells respecto a cómo los escritos de Elena de White descubrían el significado más profundo de ciertas preguntas y textos que los habían inquietado.MDS 435.8

    Luego Prescott le preguntó a Daniells cómo debiera usarse a Elena de White para “arreglar asuntos históricos”. Daniells dio la respuesta apropiada: ”La Hna. White nunca pretendió ser una autoridad en historia, y nunca pretendió ser una maestra dogmática de teología. Nunca bosquejó un curso de teología... Ella hizo declaraciones fragmentarias, pero dejó a los pastores, evangelistas y predicadores [la tarea de] resolver todos estos problemas de la Escritura y de teología y de historia”.MDS 435.9

    Al recordar la revisión de 1911 de El conflicto de los siglos, él dijo que ese trabajo no sacudió su fe pero que “hay hombres que se han resentido grandemente con él, y creo que es porque pretendían demasiado de esos escritos”.MDS 436.1

    Respecto a los conflictos entre la Versión King James y la publicación de traducciones más modernas, Daniells respondió que él no “pensaba que la Hna. White tuvo en absoluto la intención de establecer la certeza de una traducción... Ella usaba cualquier versión que le ayudase a resaltar más claramente su pensamiento”.MDS 436.2

    Nuevamente surgió la pregunta relacionada con la inspiración verbal, a lo cual él dijo: “No puedo fingir en un asunto como éste. Me he mantenido inconmovible en esto por unos cuarenta años, y creo que es una posición segura; pero si tomase la posición que algunos tienen acerca de los Testimonios, me sentiría sacudido. No sabría qué creer”.MDS 436.3

    Surgieron preguntas respecto al consejo de Elena de White en cuanto a la reforma pro salud. La respuesta de Daniells reflejó los principios enseñados por Elena de White: “Es bien sabido por los escritos en sí, por el contacto personal con la Hna. White y por el sentido común, que al viajar y al conocer diferentes partes del mundo, sus instrucciones no tuvieron el propósito de ser una norma general que regulase los hábitos de comer y beber de la gente; se aplican más bien a diversos individuos de acuerdo con su condición física y según la situación en la cual se encuentran”.MDS 436.4

    Continuó su exposición recordando al grupo que “la Hna. White no fue nunca una fanática ni una extremista. Era una mujer sensata, bien equilibrada. Encontré que era así al tratarla durante un período de cuarenta años”.MDS 436.5

    W. E. Howell observó que aquellos que tienen dos posiciones en cuanto a la inspira ción, una para la Biblia y otra para los escritos de Elena de White, corren el peligro de asumir “posiciones extremas y radicales”. Sin embargo, también observó que la posición de la inspiración verbal parecía ser más frecuente entre los miembros de iglesia y muchos ministros, y que requeriría mucha sabiduría corregir este malentendido.MDS 436.6

    C.L. Benson indicó que ya habían llegado cartas de miembros que no habían asistido a la reunión, preguntándose en cuanto a la posición de los dirigentes de la Asociación General. Benson expresó su temor de que los miembros de iglesia, bajo la influencia de sus dirigentes locales, considerasen que quienes representaban la inspiración del pensamiento eran “liberales”. Si los maestros de historia y de Biblia enseñaran lo que habían oído en el Concilio, “nuestras escuelas van a estar en total desacuerdo con el campo”.MDS 436.7

    J. N. Anderson planteó claramente la pregunta: “¿Podemos ocultar algo sobre lo cual estamos absolutamente seguros, y en lo cual la mayoría de los hermanos concuerda con nosotros?, ¿podemos ocultar esas cosas y ser honestos con nosotros mismos? Más aun, ¿estamos actuando en forma correcta? ¿Está bien permitir que nuestro pueblo en general continúe creyendo en la inspiración verbal de los Testimonios? A1 hacer esto, ¿no estamos preparándonos para una crisis muy seria que tendremos que afrontar? Me parece que lo mejor que podemos hacer es educar a nuestro pueblo muy cautelosa y cuidadosamente para que vean cuál debiera ser realmente nuestra posición para ser protestantes consecuentes, para ser consecuentes con los mismos Testimonios, y para ser consecuentes con lo que nosotros sabemos que debemos hacer, como hombres inteligentes, según hemos decidido en estas reuniones”.MDS 436.8

    Larger font
    Smaller font
    Copy
    Print
    Contents