Loading...
Larger font
Smaller font
Copy
Print
Contents

Mensajera del Señor

 - Contents
  • Results
  • Related
  • Featured
No results found for: "undefined".
  • Weighted Relevancy
  • Content Sequence
  • Relevancy
  • Earliest First
  • Latest First
    Larger font
    Smaller font
    Copy
    Print
    Contents

    Curación de Herbert Lacey

    A menudo se necesitaba el consejo práctico en el tratamiento de los enfermos. El profesor Herbert Lacey, que dirigía el programa de la escuela en Avondale a comienzos de 1897, se estaba consumiendo rápidamente debido a la fiebre tifoidea. Perdió nueve kilos (veinte libras) en una semana; su vitalidad era baja y su fiebre, alta. Convencidos del éxito del Dr. Kellogg mediante la hidroterapia, los integrantes del equipo médico aplicaron hielo para reducir la fiebre y restaurarle el movimiento en “los intestinos”. Al oír esto, Elena de White despachó inmediatamente un telegrama al personal médico: “No usen hielo, sino aplicaciones calientes”.MDS 98.6

    ¿Por qué hizo esto y con tanta prontitud? Ella había visto morir de tifoidea a demasiados pacientes, mayormente a causa de los medicamentos convencionales que desgastaban la capacidad del paciente para vencer el agotamiento ocasionado por tales medicamentos. Pero también sabía que la hidroterapia debía usarse sabiamente. Con la vitali- dad de Lacey a un nivel bajo, el hielo en la cabeza y en el cuerpo lo debilitaría aún más.MDS 98.7

    La Sra. White escribió más tarde sobre este serio incidente: “Yo no iba a ser tan delicada en mi relación con el médico como para permitir que se extinguiese la vida de Herbert Lacey.,, Podría haber casos en los que las aplicaciones de hielo diesen resultado. Pero los libros con prescripciones que se siguen al pie de la letra respecto a las aplicaciones de hielo debieran tener explicaciones adicionales, que las personas con poca vitalidad debieran usar calor en lugar de frío... Proceder tal como lo indica el libro del Dr. Kellogg sin considerar al paciente es simplemente irresponsable”. 42Id., pp. 292-293.MDS 99.1

    Grace White Jacques, nieta de Elena de White, dijo cierta vez lo siguiente en cuanto al sentido práctico de su abuela como también de su sentido común: “Recuerdo a una joven enfermera que tenía sólo unas pocas ropas, y mi abuela le dio tres cortes de tela para vestidos, uno de color rojo, otro azul y otro de color dorado. Le dijo a esta joven, como lo había hecho a otras, que por lo menos debiera tener un vestido rojo”. 43“My ‘Special’ Grandmother” (Mi abuela ‘especial’), The Youth',s Instructor, 5 de diciembre, 1961. Elena de White nunca perdió su capacidad de relacionarse con la gente en forma práctica.MDS 99.2

    Larger font
    Smaller font
    Copy
    Print
    Contents