Loading...
Larger font
Smaller font
Copy
Print
Contents

Mensajera del Señor

 - Contents
  • Results
  • Related
  • Featured
No results found for: "undefined".
  • Weighted Relevancy
  • Content Sequence
  • Relevancy
  • Earliest First
  • Latest First
    Larger font
    Smaller font
    Copy
    Print
    Contents

    Declaraciones de 1888-1915

    La declaración de W. C. White ante el concilio de la Asociación General, el 30 de octubre de 1911, refleja el respeto que los dirigentes adventistas tenían por la autoridad de Elena de White. El presentó a los dirigentes de la denominación las pautas usadas por la Sra. White y sus asociados en la revisión de 1911 de El conflicto de los siglos. Esta revisión proveyó una ocasión más para que todos notasen cómo funciona el proceso de revelación e inspiración. Con la aprobación y participación de Elena de White 24Mensajes selectos, t 3, pp. 494-503. se hizo un mejoramiento del lenguaje para evitar malos entendidos o expresiones ofensivas innecesarias, una actualización de las referencias históricas, y un reemplazo de referencias históricas por otras que tienen aun “más fuerza ”.MDS 431.2

    En la sesión del congreso de la Asociación General del 30 de mayo de 1913, W. C. White presentó nuevamente una contribución significativa a la educación de los adventistas en relación con el ministerio profético de su madre. Se trataron temas como lo que pensaba Elena de White sobre un posible sucesor, el rol de W. C. White como “el ayudante y consejero ” de su madre, más información sobre la ayuda editorial que él le dio a su madre a través de los años, ejemplos de cómo su madre vio en visión a personas desconocidas antes de dar consejo sumamente necesi tado, información suplementaria en cuanto a cómo fue escrito El Deseado de todas las gentes, la razón de “firmas rutinarias ” que indicasen aprobación, y el grado de agudeza mental de su madre durante sus últimos años mientras trabajaba en estrecha relación con sus asociados. 25General Conference Bulletin,1.° de junio, 1913.MDS 431.3

    Más tarde, en esa misma sesión, se le pidió al pastor White que diese más información sobre el ministerio de su madre. Había llegado el momento cuando los dirigentes sabían que nunca volverían a oír la voz de Elena de White. 26El último Congreso de la Asociación General al que ella asistió fue en Washington, D.C., en 1909. Al responder a algunas preguntas que podían haber sido planteadas antes, White se refirió a la acusación de que su madre, en algunos de sus testimonios, había sido influenciada por otros (en forma destacada el presidente de la Asociación General y el director de la revista de la iglesia) y no por el Espíritu Santo. Habló en forma terminante, usando los propios comentarios de la Sra. White, en cuanto a si todos los artículos de ella eran inspirados y si cada una de sus palabras fue escogida divinamente.MDS 431.4

    Podría argüirse fuertemente que si los dirigentes de la denominación en todas las áreas, incluyendo las instituciones educativas y médicas, hubieran escuchado atentamente a W. C. White en esos mensajes públicos y leído cuidadosamente sus veintenas de cartas sobre estos temas, no habrían surgido más tarde malos entendidos y crisis respecto al ministerio profético de su madre. Sin duda muchos pastores y laicos no tenían muchas cartas y manuscritos de Elena de White, si es que tenían algunos, sobre cómo ocurre la revelación y la inspiración. En la actualidad poseemos una colección amplia de sus muchos comentarios en cuanto a cómo recibió y transmitió los mensajes del Señor. Pero seguramente su hijo, W. C. White, en muchas ocasiones dejó bien claro el asunto.MDS 431.5

    Larger font
    Smaller font
    Copy
    Print
    Contents