Loading...
Larger font
Smaller font
Copy
Print
Contents

Mensajera del Señor

 - Contents
  • Results
  • Related
  • Featured
No results found for: "undefined".
  • Weighted Relevancy
  • Content Sequence
  • Relevancy
  • Earliest First
  • Latest First
    Larger font
    Smaller font
    Copy
    Print
    Contents

    El tiempo es corto

    Elena de White tenía la misma urgencia que impulsó a los escritores del Nuevo Testamento a decir: “Conociendo el tiempo, que es ya hora de levantamos del sueño... La noche está avanzada, y se acerca el día” (Rom. 13:11-12). “Porque aún un poquito, y el que ha de venir vendrá, y no tardará (Heb. 10:37, citando Hab. 2:3-4). Y Jesús mismo le dice a Juan: “Ciertamente vengo en breve” (Apoc. 22:20).MDS 487.6

    Pero desde 1844, la urgencia ha tenido un marco temporal nuevo. Desde 1844, Cristo podría haber regresado dentro de la generación que vio las señales en los cielos y que entendió el impacto del ministerio de Cristo en el Lugar Santísimo como la fase final de su obra mediadora. 13 Para una lista de declaraciones de Elena de White sobre la demora del advenimiento, ver Herbert E. Douglass, The End (Mountain View, CA: Pacific Press Publishing Association, 1979), pp. 161-167.MDS 487.7

    A partir de 1845, Elena de White había aconsejado fuertemente contra la práctica de fijar fecha [para la venida de Cristo], una práctica que algunos adventistas milleritas continuaron después de 1844, incluyendo a José Bates hasta 1851. Sin embargo, a ella siempre se le había presentado el tiempo como que está “casi agotado”. 14Primeros escritos, MDS 487.8

    Una acusación ha sido que en 1850 ella insistió en que Jesús volvería “en unos pocos meses”. El énfasis del párrafo está en la preparación del carácter para la crisis de los últimos días: “Algunos de nosotros hemos tenido tiempo para llegar a la verdad, para avanzar paso a paso, y cada paso que hemos dado nos ha fortalecido para tomar el siguiente. Pero ahora el tiempo está casi agotado, y lo que hemos tardado años en aprender, ellos tendrán que aprenderlo en pocos meses. Ten- drán también que desaprender muchas cosas y volver a aprender otras”. 15Id, p. 67. MDS 487.9

    En 1854 se dio un consejo similar a una iglesia acosada con un problema de adulterio y de descuido de niños: “Es demasiado tarde en el día como para alimentar con leche... Aquellos que ahora abracen el mensaje del tercer ángel deben aprender en unos pocos meses las verdades que nosotros hemos estado aprendiendo por años. Tuvimos que investigar y esperar la apertura de la verdad, recibiendo un rayo de luz aquí y otro allá, trabajando y suplicando a Dios que nos revelase la verdad. Pero ahora la verdad es clara; sus rayos han sido reunidos... Es una desgracia que aquellos que han estado en la verdad por años hablen de alimentar con leche a las almas que han estado meses en la verdad... Aquellos que abracen la verdad ahora tendrán que apresurarse”. 16Manuscrito 1,1854, citado en MR, t.1, pp. 33-34.MDS 488.1

    Estas referencias a la admonición del apóstol en Hebreos 5:12-14 se han aplicado siempre a cristianos concienzudos, pero nunca más que a aquellos que creen que están proclamando los mensajes de los tres ángeles de Apocalipsis 14. Obviamente, algún día habrá una “última generación”. Elena de White vincula la obra del sellamiento de Apocalipsis 7 y 14 con un pueblo que ha permitido que el Espíritu los aliste para el sello de Dios. 17Primeros escritos, pp. 36-38,44,48. Esta preparación debiera ser la máxima prioridad del cristiano de los últimos días. Esa urgencia impulsó a la Sra. White a instar a los creyentes en la “verdad presente” a aprender y poner en práctica tanto de esta verdad como fuera posible y lo más rápidamente posible. Los cristianos deben madurar en la verdad y no permanecer como bebés que deben ser alimentados con cuchara y recibir leche.MDS 488.2

    Larger font
    Smaller font
    Copy
    Print
    Contents