Loading...
Larger font
Smaller font
Copy
Print
Contents

Mensajera del Señor

 - Contents
  • Results
  • Related
  • Featured
No results found for: "undefined".
  • Weighted Relevancy
  • Content Sequence
  • Relevancy
  • Earliest First
  • Latest First
    Larger font
    Smaller font
    Copy
    Print
    Contents

    No hay evidencia de engaño

    No existen evidencias de que Elena de White (o ninguna otra persona) trató más tar- de de engañar a sus contemporáneos para que creyesen que ella, después de diciembre de 1844, no había enseñado la noción de la puerta cerrada del grupo de Turner-Hale. Para sus contemporáneos, esto habría sido una monstruosa insensatez. Aquellos primeros adventistas habían aprendido por experiencia que podían confiar en Elena de White. Si hubiesen observado duplicidad con “encubrimientos”, ¿cómo podrían esas mismas personas confiar en ella en años posteriores cuando surgiesen retos que desafiasen la sabiduría humana? Aquellos que habían vivido con ella durante la década de 1840 sabían por experiencia cuán directos, dignos de confianza y oportunos eran sus mensajes/visiones, desde el mismo principio. Alterar esos mensajes/visiones habría destruido la unidad del pequeño grupo de adventistas sabatistas. Ese grupo no habría sobrevivido suficiente tiempo como para organizarse, así como la iglesia cristiana primitiva no habría sobrevivido si los fundadores hubieran “encubierto” el “hecho ” de que Jesús todavía estaba en la tumba.MDS 508.7

    Acusación: Desde 1844 a 1852, Elena de White y sus compañeros más cercanos demostraron sus nociones extremas de la puerta cerrada al trabajar sólo en favor de los milleritas partidarios de la posición de la puerta cerrada. (Como vimos antes, los milleritas estaban divididos en partidarios de la puerta abierta y partidarios de la puerta cerrada.)MDS 509.1

    Respuesta: Poco después de su primera visión, Elena Harmon recibió instrucciones del Señor de que diese a conocer sus visiones. ¿Pero a quiénes? La población en general ya había rechazado el mensaje millerita, el mundo cristiano se había burlado del énfasis premilenarista del mensaje millerita, los milleritas partidarios de la posición de la puerta abierta habían repudiado la fecha del 22 de octubre y su importancia, y sólo los milleritas que estaban en favor de la posición de la puerta cerrada creían que algo había ocurrido en esa fecha. En realidad, este último grupo era el que estaba más cerca de lo correcto en el mundo entero. De modo que ella comenzó donde el sentido común y él Espíritu Santo la condujeron. Además, muchos en “el rebaño pequeño ” , como se llamaban a sí mismos los primeros adventistas sabatistas, 54Ver Knight, 1844, p. 165. todavía sustentaban la posición extrema de la puerta cerrada y Elena continuó guiándolos en la verdad que se estaba revelando.MDS 509.2

    No existe ninguna evidencia de que este acercamiento a los milleritas partidarios de la posición de la puerta cerrada determinara que se le negase la salvación a una sola persona de cualquier parte. ¿Por qué no más milleritas de la puerta cerrada siguieron las nuevas ideas de Elena respecto a la importancia de 1844? Sólo Dios sabe. Pero colocándonos nuevamente en el lugar de los protagonistas de este drama, el hecho de que los milleritas de la puerta cerrada siguiesen los mensajes/visiones de Elena Harmon significaría creer que el 22 de octubre de 1844 no había terminado el tiempo de gracia para el mundo. Además, significaría que aquellos que siguieran la dirección de Elena Harmon (1) comprenderían por qué Cristo entró en el lugar santísimo, y (2) vincularían el sábado con el mensaje del santuario. Todo esto puede haber requerido un compromiso demasiado grande para muchos milleritas partidarios del concepto de la puerta cerrada.MDS 509.3

    La razón adicional por la que los primeros adventistas sabatistas (apenas un centenar hacia 1850) no lanzaron inmediatamente programas evangelísticos agresivos (como comenzaron a hacerlo a comienzos de la década de 1850) fue que el grupo de los primeros creyentes, extensamente esparcidos, necesitó tiempo para establecer su mensaje. Esos primeros adventistas fueron capaces, en unos pocos cortos años, de formular un mensaje teológico coherente que sería la “verdad presente ” para todos, milleritas o no; todo esto despierta nuestra admiración como también nuestro asombro.MDS 509.4

    Dios no les pidió que se lanzasen a la evangelización antes de haberlos preparado. Sin la menor duda, los mensajes/visiones de Elena de White y su espíritu tenaz llegaron a ser la fuerza guiadora para fusionar a este grupo y convertirlo en un movimiento mundial, todo hecho dentro de un período de tiempo asombrosamente corto.MDS 509.5

    Larger font
    Smaller font
    Copy
    Print
    Contents