Loading...
Larger font
Smaller font
Copy
Print
Contents

Mensajera del Señor

 - Contents
  • Results
  • Related
  • Featured
No results found for: "undefined".
  • Weighted Relevancy
  • Content Sequence
  • Relevancy
  • Earliest First
  • Latest First
    Larger font
    Smaller font
    Copy
    Print
    Contents

    Los modelos bíblicos de inspiración se correlacionan con el ministerio de Elena de White

    La revelación es la obra de Dios cuando él “habla” al profeta. La inspiración describe las muchas maneras como Dios obra a través de sus profetas para comunicar su mensaje a la gente. Los profetas bíblicos y Elena de White han usado por lo menos seis “modelos” de inspiración. 21 Juan Carlos Viera, “The Dynamics of Inspiration” Adventist Review, 30 de mayo, 1996, pp. 22-28.MDS 412.5

    Modelo visionario. Con más frecuencia relacionamos a los profetas con visiones y sueños.22 Ver pp. 9-10. Pero Dios también se ha revelado en lo que llamamos “teofanías”, en las cuales se ve u oye la presencia real de un ser celestial. Pensamos de Moisés en la zarza ardiente (Exo. 3:4) y de Josué ante Jericó (Jos. 5:1315). En otra ocasión, “Jehová abrió los ojos del criado [de Eliseo], y miró... que el monte estaba lleno de gente de a caballo, y de carros de fuego” (2 Rey. 6:17).MDS 412.6

    A menudo las visiones y sueños son tan gráficos que el profeta tiene dificultad para distinguirlos de la realidad normal.232 Cor. 12:1-4. Isaías pudo decir confiadamente: “Vi yo al Señor... Después oí la voz del Señor” (Isa. 6:1, 8).MDS 412.7

    Elena de White tuvo muchas visiones y sueños en donde la “realidad” de la experiencia sueño/visión la abrumaba como ocurrió con Daniel o Ezequiel. 24 Ver Mensajes selectos, t. 3, pp. 37-52 para una descripción de diversas ocasiones cuando Elena de White recibió una visión o un sueño.MDS 412.8

    Modelo del testigo. A veces Dios impulsaba a ciertos escritores bíblicos a dar su propia descripción de lo que habían visto u oído. Juan ejemplificó este modelo cuando escribió 1 Juan 1:1-4: “Lo que era desde el principio, lo que hemos oído, lo que hemos visto con nuestros ojos, lo que hemos contemplado, y palparon nuestras manos... Estas cosas os escribimos, para que vuestro gozo sea cumplido”. Los Evangelios de Mateo y Juan son ejemplos del modelo de testigo; ellos no necesitaron una visión para expresar sus mensajes por escrito. Aquí el Espíritu Santo estaba usando un tipo de modelo de inspiración diferente, en adición al modelo de la visión/sueño.MDS 412.9

    Elena de White escribió muchas páginas en las que reflejaba este modelo del testigo. Las palabras que expresó con esa modalidad son tan cualitativamente inspiradas como sus escritos que fueron motivados por un sueño o visión.MDS 412.10

    Modelo del historiador. Lucas y Marcos no escribieron sus Evangelios después de recibir sueños y visiones. Ni fueron testigos de la revelación como Mateo y Juan. Marcos, como se cree por lo general, dependió mayormente de los “testimonios” de Pedro. Pero Marcos no fue un “testigo presencial”; antes bien, fue un fiel historiador.MDS 412.11

    En su prefacio dirigido a Teófilo, Lucas describe francamente su método para contar la historia del Evangelio: “Puesto que ya muchos han tratado de poner en orden la historia de las cosas que entre nosotros han sido ciertísimas, tal como nos lo enseñaron los que desde el principio lo vieron con sus ojos, y fueron ministros de la palabra, me ha parecido también a mí, después de haber investigado con diligencia todas las cosas desde su origen, escribírtelas por orden, oh excelentísimo Teófilo, para que conozcas bien la verdad de las cosas en las cuales has sido instruido” (Luc. 1:1-4).MDS 412.12

    De esta manera, en el modo del historiador Dios espera que sus mensajeros usen todos los registros históricos pertinentes, orales o escritos, para rellenar el mensaje. Dios provee el mensaje y ayuda a los mensajeros a encontrar material adecuado para que el mensaje sea comprensible para sus lectores. Como hemos descubierto en páginas anteriores, 25 Ver p. 378. ciertas partes del Nuevo Testamento fueron incorporadas de fuentes extrabíblicas. Estas fuentes seculares y no bíblicas llegaron a ser parte del mensaje “inspirado”.MDS 413.1

    En algunas ocasiones Elena de White reflejó el modelo del historiador, especialmente en la serie del Gran Conflicto.26“En algunos casos cuando he encontrado que un historiador había reunido los hechos y presentado en pocas líneas un claro conjunto del asunto, o agrupado los detalles en forma conveniente, he reproducido sus palabras, no tanto para citar a esos escritores como autoridades, sino porque sus palabras resumían adecuadamente el asunto”.— El conflicto de los siglos, p. 14.MDS 413.2

    Modelo del consejero. Algunas de las cartas de Pablo, tales como las dirigidas a Timoteo, Tito y Filemón, y porciones de las cartas a los corintios, son cartas clásicas de aconsejamiento cristiano. Ninguna de esas cartas es solamente teológica. En 1 Corintios 7 encontramos una mezcla de verdad recibida por una visión y de un consejo inspirado. En el versículo 10 Pablo dijo: “A los que están unidos en matrimonio, mando, no yo, sino el Señor: Que la mujer no se separe del marido”. En el versículo 25 continuó con su consejo: “En cuanto a las vírgenes no tengo mandamiento del Señor; mas doy mi parecer, como quien ha alcanzado misericordia del Señor para ser fiel”. En el versículo 40 recordó a la iglesia que la esposa “a mi juicio, más dichosa será si se quedare así; y pienso que también yo tengo el Espíritu de Dios”.MDS 413.3

    Si alguien sugiriera que el consejo procedente de una visión es inspirado y que el consejo que no viene por visión no lo es, estaría dividiendo lo que Pablo nunca separó. ¿Qué parte de las cartas a Timoteo es más inspirada que las demás? Pablo diría: “ Yo tengo el Espíritu de Dios ”.MDS 413.4

    Gran parte de los Testimonios de Elena de White podrían clasificarse como consejo de alguien que ha tenido “el Espíritu de Dios”. A quienquiera que ella escribiera, ya fuesen padres, hijos, maestros, obreros en el área de medicina, administradores o ministros, se dirigía con las palabras. “Yo vi”. Esto no siempre significa que ella había tenido una visión especial para un consejo específico. En sus años de recibir visiones, ella había desarrollado un agudo sentido de lo que es correcto y propio. La sabiduría inspirada que había acumulado le dio un rico depósito del cual echar mano, lo mismo que hacía Pablo al escribir sus consejos a individuos y a iglesias. Ya sea al transmitir opiniones derivadas de una visión o consejos basados en años de escuchar a Dios, ambas comunicaciones procedían de una misma mente inspirada por el mismo Espíritu.MDS 413.5

    Modelo epistolar. Las cartas a congregaciones e individuos era el método usado más comúnmente por los escritores del Nuevo Testamento. Algunas de las cartas eran personales; otras tenían el propósito de ser leídas públicamente. Parece lo más probable que Pablo nunca pensó que sus cartas a Filemón, Timoteo y Tito llegarían a ser públicas. Pero todos nos sentimos agradecidos de que así ocurrió. En estas cartas vemos una mezcla de asuntos comunes con consejos e instrucciones obviamente espirituales. Estas cartas del Nuevo Testamento nos ayudan a entender mejor muchas cartas de Elena de White que a menudo eran personales y frecuentemente mezclaban lo común con lo sagrado.MDS 413.6

    Si el Señor permitió que las cartas personales de Pablo fuesen incluidas en el canon para ser distribuidas universalmente, sería apropiado creer que las cartas de su profetisa moderna pudieran también ofrecer aliento y consejo correctivo a aquellos que no se beneficiaron con su ministerio personal.MDS 413.7

    Modelo literario. La Biblia contiene porciones tales como los Salmos, Proverbios y Eclesiastés en las que el autor expresa sus sentimientos más íntimos a través de la poesía y la prosa. Nuevamente, parece improbable que David o los otros salmistas pensaron que sus cantos eventualmente se imprimirían y circularían por todo el mundo. Sus emociones más profundas, tanto el júbilo como la ansiedad, fluían como el agua de un pozo artesiano. En la sabiduría de Dios estas emociones debían preservarse para el beneficio de todos los que luchan en la vida cotidiana.MDS 413.8

    Aunque Elena de White no era una poetisa, ella también expresó sus emociones más vividas en miles de páginas de sus diarios. Se nos recuerdan las palabras del apóstol en Hebreos 1:1 según las cuales Dios nos ha hablado a lo largo de la historia humana “muchas veces y de muchas maneras”. Al escuchar a David o a Elena de White, a menudo oímos nuestros propios clamores de ansiedad, incluso de desaliento, así como también nuestro gozo.MDS 414.1

    Ciertamente Dios nos ha hablado “de muchas maneras”. Mediante visiones y sueños, mediante aquellos que dan voluntariamente testimonio de las cosas que han visto y oído, mediante aquellos que son inspirados por el Espíritu para investigar las providencias de Dios, mediante aquellos que están dotados para aconsejar al pueblo de Dios respecto a su voluntad para ellos, mediante cartas de instrucción y corrección, y mediante el vehículo de la expresión emocional de los pensamientos más profundos de uno, a través de estas diferentes “maneras” Dios ha hablado a la mente y al corazón de los hombres “muchas veces”, en diferentes tiempos.MDS 414.2

    De este modo podemos ver que no todos los profetas tuvieron visiones ni todos escribieron cartas. Algunos profetas desnudaban su corazón ante los demás mientras que otros eran más objetivos al testificar de lo que habían visto en la vida de otros —o al llevar registro de las providencias de Dios— mientras efectuaban una investigación histórica. Algunos predecían el futuro, otros eran expositores de la voluntad de Dios en su tiempo.MDS 414.3

    De cuatro maneras Jesús es el mejor ejemplo de cómo los profetas verdaderos desempeñan sus responsabilidades:MDS 414.4

    1. El es el Mensajero, el Revelador de la mente de Dios. 27“¿Tanto tiempo hace que estoy con vosotros, y no me has conocido, Felipe? El que me ha visto a mí, ha visto al Padre; ¿cómo, pues, dices tú: Muéstranos el Padre? ¿No crees que yo soy en el Padre, y el Padre en mí? Las palabras que yo os hablo, no las hablo por mi propia cuenta, sino que el Padre que mora en mí, él hace las obras” (Juan 14:9-10).MDS 414.5

    2. El amplió el significado de la Escritura escrita previamente. 28“Oísteis que fue dicho a los antiguos: No matarás... Pero yo os digo... ” (Mat. 5:21-48).MDS 414.6

    3. El aplicó la Escritura a circunstancias de la época. 29“Y se le dio el libro del profeta Isaías... Y enrollando el libro... comenzó a decirles: Hoy se ha cumplido esta Escritura delante de vosotros” (Luc. 4:17-22).MDS 414.7

    4.El aclaró el significado de la Escritura escrita previamente. 30“Entonces les abrió el entendimiento, para que comprendiesen las Escrituras” (Luc. 24:45). Juan Carlos Viera expuso estos cuatro puntos en una presentación hecha en 1995.MDS 414.8

    Larger font
    Smaller font
    Copy
    Print
    Contents