Loading...
Larger font
Smaller font
Copy
Print
Contents

Mensajera del Señor

 - Contents
  • Results
  • Related
  • Featured
No results found for: "undefined".
  • Weighted Relevancy
  • Content Sequence
  • Relevancy
  • Earliest First
  • Latest First
    Larger font
    Smaller font
    Copy
    Print
    Contents

    Los profetas comparten características comunes

    Los profetas asumen sus deberes proféticos con una mezcla singular de experiencias de la vida acopladas a una personalidad individualizada moldeada a su vez por sus limitaciones físicas y mentales. Sin embargo, cuando están en visión, todos los profetas se encuentran en un estado “anormal”. ¿Qué sabemos acerca de las características cambiadas de un profeta o una profetisa que se halla en visión?MDS 26.5

    Balaam, aunque tuvo graves dificultades espirituales, todavía fue usado por Dios en favor de Israel. Su experiencia en visión es iluminadora: “Y alzando sus ojos, [Balaam] vio a Israel alojado por sus tribus; y el Espíritu de Dios vino sobre él. Entonces tomó su parábola, y dijo:MDS 26.6

    “Dijo Balaam hijo de Beor,
    y dijo el varón de ojos abiertos;
    Dijo el que oyó los dichos de Dios,
    el que vio la visión del Omnipotento;
    Caído, pero abiertos los ojos” (Núm. 24:2-4).
    MDS 26.7

    La experiencia de Daniel también es instructiva. Primero, sus visiones públicas: “Y sólo yo, Daniel, vi aquella visión, y no la vieron los hombres que estaban conmigo [otros no vieron lo que Daniel vio], sino que se apo- deró de ellos un gran temor, y huyeron y se escondieron.MDS 26.8

    “Quedé, pues, yo solo, y vi esta gran visión, y no quedó fuerza en mí, antes mi fuerza se cambió en desfallecimiento, y no tuve vigor alguno [otros pudieron ver cómo el fenómeno afectó a Daniel].MDS 27.1

    “Pero oí el sonido de sus palabras; y al oír el sonido de sus palabras, caí sobre mi rostro en un profundo sueño, con mi rostro en tierra [Daniel experimentó lo que aparentemente fue un profundo sueño mientras yacía sobre la tierra],MDS 27.2

    “Y he aquí una mano me tocó, e hizo que me pusiese sobre mis rodillas y sobre las palmas de mis manos. Y me dijo: Daniel, varón muy amado, está atento a las palabras que te hablaré, y ponte en pie; porque a ti he sido enviado ahora. Mientras hablaba esto conmigo, me puse en pie temblando [Daniel era consciente de una Divina Presencia que le hablaba]...MDS 27.3

    “Mientras me decía estas palabras, estaba yo con los ojos puestos en tierra, y enmudecido. Pero he aquí, uno con semejanza de hijo de hombre tocó mis labios. Entonces abrí mi boca y hablé, y dije al que estaba delante de mí: Señor mío, con la visión me han sobrevenido dolores, y no me queda fuerza. ¿Cómo, pues, podrá el siervo de mi señor hablar con mi señor? [Daniel habló con la Divina Presencia.]MDS 27.4

    “Porque al instante me faltó la fuerza, y no me quedó aliento [Daniel no podía respirar].MDS 27.5

    “Y aquel que tenía semejanza de hombre me tocó otra vez, y me fortaleció” [se le dio a Daniel fuerza física extra] (Dan. 10:7-11,15-18).MDS 27.6

    Daniel también tuvo visiones o sueños nocturnos: “En el primer año de Belsasar rey de Babilonia tuvo Daniel un sueño, y visiones de su cabeza mientras estaba en su lecho; luego escribió el sueño, y relató lo principal del asunto” (cap. 7:1). [Daniel recibió comunicación divina durante su sueño.].MDS 27.7

    No sabemos por qué los profetas/profetisas tuvieron tanto visiones públicas (o abiertas) y visiones o sueños nocturnos. Pero sí sabemos que el profeta/profetisa no hizo diferencia entre ellas en lo que respecta a su significado y autoridad. 2Moisés registró palabras de Dios respecto al sistema profético, usando visiones y sueños en forma intercambiable. “Y él [Jehová] les dijo: Oíd ahora mis palabras. Cuando haya entre vosotros profeta de Jehová, le apareceré en visión, en sueños hablaré con él” (Núm. 12:6).MDS 27.8

    Ezequiel probablemente provee más información que ningún otro escritor bíblico sobre cómo las visiones afectan a los profetas y las profetisas. A veces fue transportado en visión a lugares distantes, aunque su cuerpo físico no “viajaba”. Mientras en visión se hallaba en lugares distantes, lo que él veía era tan vívido y real como si estuviera físicamente presente.MDS 27.9

    Aunque Ezequiel permanecía en Babilonia, Dios le mostró las miserables condiciones que prevalecían en Jerusalén: “Allí se posó sobre mí la mano de Jehová el Señor... Extendió la mano, y me tomó por las guedejas de mi cabeza; y el Espíritu me alzó entre el cielo y la tierra, y me llevó en visiones de Dios a Jerusalén, a la entrada de la puerta de adentro que mira hacia el norte, donde estaba la habitación de la imagen del celo, la que provoca a celos. Y he aquí, allí estaba la gloria del Dios de Israel, como la visión que yo había visto en el campo” (cap. 8:1-4).MDS 27.10

    Mas adelante en el capítulo, Ezequiel describió gráficamente las corruptas condiciones que prevalecían en el sistema del templo en Jerusalén. Aunque todavía en Babilonia, caminó en visión a través del atrio del templo, hizo una excavación en la pared del templo, oyó conversaciones, y vio varios grupos de personas en abominable idolatría. En el capítulo 9 incluso vio eventos futuros, especialmente la destrucción venidera de Jerusalén.MDS 27.11

    A Zacarías, padre de Juan el Bautista, se le dio una visión que provee una idea adicional de la condición de un profeta en visión: “Y se le apareció un ángel del Señor puesto en pie a la derecha del altar del incienso. Y se turbó Zacarías al verle, y le sobrecogió temor. Pero el ángel le dijo: Zacarías, no temas; porque tu oración ha sido oída, y tu mujer Elisabet te dará a luz un hijo, y llamarás su nombre Juan... Dijo Zacarías al ángel: ¿En qué conoceré esto? Porque yo soy viejo, y mi mujer es de edad avanzada. [Zacarías conversó con la Presencia celestial.] Respondiendo el ángel, le dijo: Yo soy Gabriel, que estoy delante de Dios; y he sido enviado a hablarte, y darte estas buenas nuevas. Y ahora quedarás mudo y no podrás hablar, hasta el día en que esto se haga, por cuanto no creiste mis palabras, las cuales se cumplirán a su tiempo. Y el pueblo estaba esperando a Zacarías, y se extrañaba de que él se demorase en el santuario. Pero cuando salió, no les podía hablar; y comprendieron que había visto visión en el santuario. El les hablaba por señas, y permaneció mudo” (Luc. 1:11-13, 18-22). [Zacarías fue afectado físicamente por la experiencia de su visión.]MDS 27.12

    Cuando Saulo encontró al Señor en el camino a Damasco, toda su vida cambió como también su nombre. Notemos las circunstancias involucradas en esta visión junto al camino: “Mas yendo por el camino, aconteció que al llegar cerca de Damasco, repentinamente le rodeó un resplandor de luz del cielo; y cayendo en tierra, oyó una voz que le decía: Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues? El dijo: ¿Quién eres, Señor? Y le dijo: Yo soy Jesús, a quien tú persigues; dura cosa te es dar coces contra el aguijón. El, temblando y temeroso, dijo: Señor, ¿qué quieres que yo haga? Y el Señor le dijo: Levántate y entra en la ciudad, y se te dirá lo que debes hacer. Y los hombres que iban con Saulo se pararon atónitos, oyendo a la verdad la voz, mas sin ver a nadie” (Hech. 9:3-7). [Saulo también, después de conversar con la Presencia divina, fue afectado físicamente por la experiencia de su visión.]MDS 28.1

    Más tarde, habló de haber sido “arrebatado hasta el tercer cielo... al paraíso, donde oyó palabras inefables” (2 Cor. 12:2-4).MDS 28.2

    E1 apóstol Juan registró una de sus visiones y dijo cómo le afectó físicamente: “Cuando le vi [a Jesús], caí como muerto a sus pies” (Apoc. 1:17).MDS 28.3

    ¿Qué nos enseñan estos ejemplos en cuanto a los profetas durante la experiencia de sus visiones?MDS 28.4

    1. Los profetas son muy conscientes de una Persona sobrenatural que se comunica con ellos; tienen una sensación de indignidad.MDS 28.5

    2. Los profetas a menudo pierden su fuerza.MDS 28.6

    3. Los profetas a veces caen al suelo en un profundo sueño.MDS 28.7

    4. Los profetas oyen y ven eventos en lugares distantes, como si ellos estuvieran realmente presentes.MDS 28.8

    5. Los profetas a veces son incapaces de hablar, pero cuando sus labios son tocados, pueden hacerlo.MDS 28.9

    6. Los profetas a menudo no respiran.MDS 28.10

    7. Los profetas no tienen conciencia de lo que pasa a su alrededor, aunque a menudo sus ojos están abiertos.MDS 28.11

    8. Los profetas a veces reciben fuerza extra mientras están en visión.MDS 28.12

    9. Los profetas reciben fuerza renovada y aliento cuando termina la visión.MDS 28.13

    10. Después de la visión, los profetas ocasionalmente experimentan un trauma físico temporario.MDS 28.14

    No todas estas características físicas acompañan a cada visión. Por lo tanto, los fenómenos físicos no debieran usarse como la única prueba para determinar si un profeta es genuino. Además, dichos fenómenos fácilmente pueden falsificarse. Las Escrituras no los presentan como pruebas del carácter auténtico de un profeta. Sin embargo, la presencia de dichas características debiera considerarse normal para todo el que ciertamente alega que habla “en nombre de Dios”. Aunque los aspectos físicos son útiles al considerar las credenciales de un profeta, hay otros criterios que son mucho más dignos de confianza, como observaremos ahora.MDS 28.15

    Larger font
    Smaller font
    Copy
    Print
    Contents