Loading...
Larger font
Smaller font
Copy
Print
Contents

Mensajera del Señor

 - Contents
  • Results
  • Related
  • Featured
No results found for: "undefined".
  • Weighted Relevancy
  • Content Sequence
  • Relevancy
  • Earliest First
  • Latest First
    Larger font
    Smaller font
    Copy
    Print
    Contents

    Cruzamiento

    Los críticos han acusado que Elena de White escribió en 1864 (y se republicó en 1870) que seres humanos cohabitaron en un tiempo con animales y que su descendencia produjo ciertas razas que existen en la actualidad. La declaración reza así: “Pero si hubo un pecado por encima de otro que requería la destrucción de la raza por el diluvio, fue el vil crimen del cruzamiento de hombre y bestia que desfiguró la imagen de Dios y causó confusión en todas partes. Dios se propuso destruir por un diluvio a esa raza poderosa y longeva que había corrompido sus caminos delante de él”. 39Spiritual Gifts, t. 3, p. 64. “Todas las especies de los animales que Dios había creado fueron preservadas en el arca. Las es pecies mezcladas que Dios no creó, que fueron el resultado del cruzamiento, fueron destruidas por el diluvio. Desde el diluvio ha habido cruzamiento de hombre y bestia, como puede verse en las variedades casi infinitas de especies de animales, y en ciertas razas de hombres”. — Pág. 75.MDS 491.6

    Ningún diccionario ha usado jamás la palabra “cruzamiento” para describir la cohabitación del hombre con la bestia El uso primario de la palabra usada por la Sra. White, ”amalgamation” [amalgamación], describe la fusión de metales, la unión de elementos diferentes tal como ocurre al hacer empaste para los dientes. El uso del siglo XIX incluía la mezcla de diversas razas.MDS 491.7

    Admitimos que la declaración de la Sra. White podría aparecer ambigua: ¿Quiere decir ella “cruzamiento de hombre con bestia” o “cruzamiento de hombre y de bestia”? A menudo se omite la repetición de la preposición en construcciones similares. 40“Podríamos hablar de la dispersión del hombre y de la bestia sobre la tierra, pero por ello no queremos decir que anteriormente el hombre y la bestia estaban fusionados en una masa en un sitio geográfico. Simplemente significa la dispersión del hombre sobre la tierra y la dispersión de las bestias sobre la tierra, aunque la ubicación original de los dos grupos podría haber estado en lados opuestos de la tierra. En otras palabras, la dispersión del hombre y de la bestia”. —Nichol, Critics, p. 308.MDS 491.8

    En otras dos ocasiones, la Sra. White usó la palabra “amalgamation” [“amalgamación” y “cruzamiento”]. La empleó metafóricamente, al comparar a los creyentes fieles con las personas del mundo 41“Aquellos que profesan ser seguidores de Cristo, debieran ser agentes vivientes que cooperen con las inteligencias celestiales; pero al unirse con el mundo, el carácter del pueblo de Dios se empaña, y mediante la amalgamación con lo corrupto, el oro fino se vuelve opaco”. — Review and Herald, 23 de agosto, 1892. Y la usó para describir el origen de las plantas venenosas y otras irregularidades en el mundo biológico: “Cristo nunca sembró la semilla de la muerte en el organismo. Satanás fue quien la sembró cuando tentó a Adán a que comiese del árbol del conocimiento, lo cual significaba desobediencia a Dios. Ninguna planta tóxica fue colocada en el gran huerto del Señor, pero después que Adán y Eva pecaron, comenzaron a sur- gir hierbas ponzoñosas... Toda la cizaña es sembrada por el maligno. Toda hierba perniciosa es de su siembra, y mediante sus ingeniosos métodos de cruzamiento [amalgamation, en el original inglés] ha corrompido la tierra con cizaña”.42Mensajes selectos, t. 2, pp. 330-331.MDS 491.9

    Al reconocer que Satanás ha sido un agente activo en la corrupción del plan de Dios para el hombre, las bestias, las plantas, etc., podemos comprender mejor lo que Elena de White puede haber querido decir cuando describió los resultados del cruzamiento. Aquello que “desfiguró la imagen de Dios” en el hombre y que “confundió las especies [de animales]” ha sido el trabajo de Satanás con la cooperación de los seres humanos. Ese “cruzamiento [amalgamación] de hombre y [de] bestia, como puede verse en las variedades casi infinitas de las especies de animales, y en ciertas razas de hombres”, llega a ser comprensible.MDS 492.1

    La Sra. White nunca insinuó la existencia de seres subhumanos o de ninguna clase de relación animal-humana híbrida. Ella habló de “species de animales” y de “razas de hombres”, pero no de ninguna dase de cruzamiento de animales con seres humanos. 43No tenemos evidencias de que Elena de White leyó las págs. 152 y 153 del libro Twelve Lectures on the Natural History of Man (1839), de Alexander Kinmount, que nos dan otro ejemplo de cómo se usó la palabra “cruzamiento” en el período de la vida de ella: “Otra muestra del mal resultante de mezclar la ciencia con la religión, para perjuicio de ambas, puede verse en el argumento en favor del cruzamiento de las razas africana y europea, sobre la base de que son una familia, ambas descendientes de Adán y Eva... Corresponde a la ciencia y a los instintos y sentimientos comunes de la humanidad decir si no hay razas de seres humanos tan disímiles en sus temperamentos como para prohibir, como algo atroz y contrario a la naturaleza, el cruzamiento de ellas”.MDS 492.2

    Sin embargo, reconocemos que estudiosos concienzudos de los escritos de Elena de White difieren en cuanto a lo que ella quiso decir por “amalgamation” (cruzamiento). 44Para una reseña contemporánea de las dos interpretaciones, ver Gordon Shigley, “Amalgamation of Man and Beast: What Did Ellen White Mean? ”, Spectrum, junio, 1982, pp. 10-19. “La obligación de probar su posición descansa en aquellos que afirman que la Sra. White le dio un significado nuevo y extraño al término” 45 Nichol, Critics, p. 308.MDS 492.3

    Larger font
    Smaller font
    Copy
    Print
    Contents