Loading...
Larger font
Smaller font
Copy
Print
Contents

Mensajera del Señor

 - Contents
  • Results
  • Related
  • Featured
No results found for: "undefined".
  • Weighted Relevancy
  • Content Sequence
  • Relevancy
  • Earliest First
  • Latest First
    Larger font
    Smaller font
    Copy
    Print
    Contents

    Por qué eran necesarias las revisiones

    La resolución de la Asociación General de 1883 respaldó el voto de 1878, y en ella se mencionaban las circunstancias bajo las cuales habían sido escritos los Testimonios: “Muchos de estos testimonios fueron escritos bajo las circunstancias más desfavorables, y la escritora estaba demasiado abrumada de ansiedad y de trabajo corno para dedicar pensamiento crítico a la perfección gramatical de los escritos, los que eran impresos con tal premura que se permitía que esas imperfecciones pasaran sin ser corregidas; etc.”. 58Review and Herald, 27 de noviembre, 1883, Resolución #33, 741.MDS 118.4

    Los editores asumieron seriamente esta tarea de revisión. Mary le escribió a su esposo, W. C. White: “Con respecto a los cambios, trataremos de sacar provecho de tus sugerencias. Me acosa día y noche el temor de que quizás hacemos demasiados cambios o que de alguna manera cambiamos el sentido”. 59Bio., t. 3, p. 218.MDS 118.5

    Pero no a todos les entusiasmaba la revisión de los Testimonios ya publicados. Oscuros temores se levantaban en el corazón del liderazgo de la iglesia. W. C. White le escribió a su esposa Mary desde la sesión de la Asociación General en 1882, alertándola en cuanto a la resistencia que había hacia la revisión: “Butler y Haskell no encuentran deficiencias serias en las pruebas de los Testimonios, pero dicen que no ven nada bueno en una tercera parte de los cambios. Ellos quisieran que pudieras ir con ellos a las reuniones y ver a hombres como Mooney [un polemista antiadventista] que presenta una edición y luego la otra, y muestra los cambios y trata de insistir en el asunto. Yo sostengo que no hay salvación en la gramática incorrecta, etc. Un pensamiento expresado gramaticalmente es tan bueno para llegar al corazón duro y pecador como si estuviese incorrectamente expresado”. 60W. C. White a M. K. White, 31 de diciembre, 1882, citada en Moon, W. C. White and Ellen G. White, p. 124.MDS 118.6

    Los temores procedían de dos direcciones: Los dirigentes sabían (1) que críticos de la denominación se apresurarían a aprovechar la oportunidad para mostrar que la “profetisa” adventista no era digna de confianza, que era manipulada por las circunstancias y por otras personas; (2) que los cambios en escritos ya publicados inquietarían a algunos adventistas, haciéndoles sentir que habían sido engañados y que Elena de White no era una guía segura.MDS 118.7

    ¿Estaban justificados esos temores? Sí y No. Los temores se justificaban cuando los dirigentes observaban que muchas personas, tanto adventistas como no adventistas, sustentaban una visión inadecuada de cómo Dios habla a sus mensajeros humanos; creían que Dios dictaba las palabras exactas que usaban los profetas al revelar los mensajes divinos. Sin embargo, los temores eran innecesarios toda vez que la gente entendiese que Dios inspiraba al mensajero con pensamientos, no con palabras.MDS 118.8

    La resolución de la Asociación General de 1883 hizo lo mejor posible para aclarar la verdad sobre la naturaleza de la revelación/inspiración: “Creemos que la luz dada por Dios a sus siervos es mediante la iluminación de la mente, impartiendo así los pensamientos, y no (excepto en casos raros) las palabras exactas en las cuales debieran expresarse las ideas; por lo tanto.MDS 118.9

    “Acordado, Que al republicarse estos volúmenes se hagan dichos cambios verbales como para quitar, tanto como sea posible, las imperfecciones anteriormente mencionadas, sin que en ninguna medida se cambie el pensamiento”. 61Bio., t. 3, p. 219.MDS 119.1

    Esta resolución de la Asociación General se convirtió en un hito para la comprensión de los adventistas del tema de la revelación/inspiración. 62Este declaración sobre la revelación/inspiración no estaba abriendo terreno nuevo para los adventistas. En una carta a L. E. Froom, W. C. White escribió: “Esta declaración, hecha por el congreso de la Asociación General de 1883, está en perfecta armonía con las creencias y las posiciones de los pioneros de esta causa, y era, yo creo, la única posición tomada por todos nuestros ministros y maestros hasta que el profesor [W. W.] Prescott, director del colegio de Battle Creek, presentó de una manera muy enfática otro punto de vista: la opinión sostenida y presentada por el profesor Gausen [Gaussen]. La aceptación de esa opinión por parte de los estudiantes del colegio de Battle Creek y muchos otros, incluyendo al pastor Haskell, ha hecho surgir en nuestra obra innumerables preguntas y perplejidades, y van en aumento”.— Mensajes selectos, t. 3, p. 519.MDS 119.2

    Larger font
    Smaller font
    Copy
    Print
    Contents